lunes, abril 27, 2009

El escenario municipal

EL ESCENARIO MUNICIPAL

Un fundamento imprescindible de las democracias es el derecho a discrepar y en la vida municipal, este derecho, se puede considerar como “sagrado”, en el sentido laico del término.

Viene esto a propósito porque hay algunos “espíritus selectos” que tratan de limitar la presencia de los Ayuntamiento en las Directivas de las asociaciones que administran los fondos LEADER, y estamos iniciando la andadura del proyecto o programa que se denomina LEADERCAL el cual abracará el período 2007-2013 y que ha comenzado a caminar a partir de 1º de Enero de 2009. Llevamos ya dos años de retraso. La justificación de este retraso es que no pudiera encabalgarse este programa con el anterior que tenía temporizada su liquidación (pagos finales a los emprendedores y justificaciones y cierre de expedientes) hasta el 31 de Diciembre de 2008. El proyecto que estamos iniciando será extendido, por la misma causa, hasta 31 de Diciembre de 2015,

Pero los Ayuntamientos son instituciones importantísimas del “desarrollo rural”. Porque es la única institución, próxima al ciudadano, que posee una importante capacidad de resolución, movilización y representación neutral de los intereses de la ciudadanía. Estas capacidades de ninguna manera se pueden perder.

Es cierto que es la empresa y los ciudadanos quienes crean y promueven desarrollo y riqueza. Nadie puede sustituir a un ciudadano, a un empresario, pensando lo que puede realizar en un punto y en un momento histórico determinado; pero ¿cómo podría desenvolverse el ciudadano, si los municipios no estuviesen cuidados y en orden?. ¿No es el Municipio y su representante el Ayuntamiento, condición previa para que los ciudadanos estén agrupados y en orden, en determinados puntos geográficos?.

Ahora mismo que tanto se habla de la metodología de “escenarios” para estudios, análisis, muestras, presentaciones e incentivos para la creatividad y la innovación, ahí tenemos el “escenario municipal”, como recinto donde se pueden aplicar y aposentar toda esa innovación sobre el desarrollo rural, (la misma U.E. presentaba estas prácticas, como laboratorio) que, en ese ámbito,
venimos haciendo desde el año 1991. Además, cuando el abandono o la falta de interés por la innovación enerva la actividad de los emprendedores, desde el municipio, a través de los ADL’s o los Agentes de los programas LEADER, apoyados por los propios Alcaldes, se dedican a movilizar las lógicas intuiciones de los empresarios a fin de desarrollar inversiones creativas e innovadoras. La innovación, para ser considerada como tal, tiene que ser una acción o cambio planificado e introducido en cualquier sistema, a la búsqueda de un objetivo predeterminado, a fin de producir un cambio. Eso es lo que se está haciendo con los programas LEADER y, muy especialmente, lo que seguiremos haciendo con el llamado LEADERCAL.

Nuestra experiencia en el “desarrollo rural”, que comenzó en 1994 (ya pasan de catorce años estas actuaciones), nos dice que en Castilla y León, si no hubiera sido por los Ayuntamientos, no se habrían aprovechado los programas de LEADER, ni se habría promovido ese desarrollo de abajo hacia arriba, desde la base social, como exige la práctica y la experiencia. Raras son las asociaciones administradoras de esos dineros que no fueron creadas por los Ayuntamientos o por algún Ayuntamiento, con el interés de iniciar las gestiones y administración de los fondos públicos propuestos. El objetivo era iniciar ese desarrollo rural. Han sido contadísimas las Asociaciones de este rango creadas por la sociedad, así, en término generalizado, y, dentro de esa sociedad, por empresarios, empresas o cooperativas. Sin los Ayuntamientos no habrían sido posibles esas Asociaciones. Después se completaron agrupando alrededor, dentro de las Asociaciones, a empresarios, asociaciones culturales, opas, sindicatos, representaciones empresariales, etc. etc. Pero el núcleo movilizador fueron los Ayuntamientos. Las otras asociaciones integradas representan tendencias de intereses determinados; sólo los Ayuntamientos han sido los factores neutrales que hicieron posible la convergencia de las demás entidades, para un único objetivo: el “desarrollo rural”.

Desde el primer momento, estas Asociaciones supieron distinguir entre emprendedores y empresarios. No todos los emprendedores tienen capacidad para ser empresarios. Los empresarios, si no son emprendedores, no llegarán a conseguir que las empresas permanezcan en el espacio y en el tiempo. Parte del trabajo de los GAL fue convertir (adquisición de capacidades) a los emprendedores en empresarios.

La contraprestación que los Ayuntamientos recibieron fue que, con poco o ningún coste para ellos, se pudieron poner en valor todos los recursos, patrimoniales o no, de los términos municipales y las iniciativas sin ánimo de lucro que estos mismos promovieron. Centros sociales, espacios medioambientales, publicaciones sobre excavaciones arqueológicas o recogida de datos antropológicos. Todos los Ayuntamientos han sido atendidos por los Grupos de Acción Local. Tan es así, que también muchos Ayuntamientos, haciendo de la necesidad virtud, incorporaron a sus plantillas de personal Agentes de Desarrollo Local (ADL), que en este momento están representando una ayuda notable, como enlaces entre los Grupos de Acción Local y los Ayuntamientos, y como empleados especializados en poner en marcha los, a veces, ambiciosos proyectos de esas Entidades públicas, en actividades relacionados con el desarrollo local. Los referidos proyectos requieren un proceso administrativo y burocrático complicado, a fin de poder trasladarlos de la potencia al acto, como se decía cuando estudiábamos filosofía, ponerlas en práctica, en términos coloquiales. Los ADL’s se han convertido en uno de los nuevos yacimientos de empleo. Los Ayuntamientos siempre han mostrado un gran respeto por la capacidad creadora individual, porque éste es el principio de la libertad y, en sus términos municipales, se inicia y practica, de forma directa, el derecho a la libertad de los ciudadanos.

Por eso, si queremos que el desarrollo rural sea un hecho, habrá que contar con los municipios como institución local más representativa. La base filosófíco - política de esta aserción es que la cultura del municipalismo debe permanecer. No olvidamos que es una institución que requiere innovación y creatividad, en su actividad y desarrollo. Y es urgente atender sobre todo a su dotación económica suficiente.

Otra vez se ha paralizado o al menos enervado la trayectoria que iba directamente a la cumplimentar ese requisito imprescindible de las Instituciones Locales, esenciales para la vida de los ciudadanos, con las que se siente vinculado. Los ciudadanos, y lo manifiesto así en todos los foros en los que intervengo, se sienten solidarios con su municipio y con su provincia. En Castilla y León, la acción didáctica, continuada y sin interrupción, de las políticas generales de la Junta ha hecho que también el castellano y leonés se vaya sintiendo solidario y naturalizado de esta Comunidad Autónoma, aunque por su carácter histórico, se sienta también universalista. El castellano y leonés nunca restringió a nadie y entendió y comprendió a todos, viniesen de donde viniesen.

Los “nacionalismos” intentan, de alguna manera, barrer de las mentes de sus habitantes la idea de lo municipal y de lo provincial, las dos raíces naturales actuales de las personas, desde el punto de vista sociológico y político. El alejarlos de esas ideas es un desarraigo más. Se ha buscado captar sus mentes a fin de conseguir la radicalización de los ambientes.

Por ello, desde mi opinión, quebrar el municipalismo, quebrar el principio municipalista y los municipios, como forma e institución política primaria, sería provocar la decadencia y destrucción de las sociedades rurales. El final sería el desierto de personas. Más todavía que el que estamos sufriendo en estos momentos.

Nos permitimos sintetizar todas estas ideas en las siguientes metas:

o Las Entidades Locales de las zonas rurales deben tomar el desarrollo rural, como centro curricular de sus políticas.
o Las Federaciones Territoriales de Municipios, y la Federación Estatal, deberían ser agentes válidos intermedios entre las Administraciones y las Corporaciones Locales de las zonas rurales, a la hora de poner en marcha políticas de desarrollo rural en los municipios.
o Se deben poner en marcha, cuanto antes, los procesos administrativos necesarios y establecer convenios entre los Municipios y la Administración Autonómica y Central, a fin de generalizar el establecimiento de “Ventanilla Única” y todos los servicios burocráticos utilizando las nuevas tecnologías de la comunicación. Sería y será la verdadera revolución de las futuros procesos administrativos.

Eusebio García González.
Alcalde – Presidente de
Santa María la Real de Nieva,
y Presidente de AIDESCOM.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola,buenas noches¡Me gustaria que leyera esto y me diera opinion,GRACIAS¡Los consistorios españoles no aplican todavía la Ley de Suelo vigente desde mayo de 2007 que les obliga a hacer públicas las declaraciones de bienes de sus alcaldes y concejales. Los ayuntamientos se escudan en que no se ha regulado aún el instrumento jurídico necesario, llamado Estatuto municipal, para aplicar esa medida contra la corrupción.Los municipios se amparan en que la disposición adicional novena de la Ley del Suelo señala que la publicación de las declaraciones de bienes se haría en los "términos fijados en el Estatuto municipal". Pero el Estatuto municipal es una figura jurídica inexistente en los ayuntamientos porque se incluyó en el proyecto de nueva Ley de Régimen Local que no se llegó a aprobar en la pasada legislatura y sigue empantanado.La Ley del Suelo Art. 75.7 modificado

- "Los representantes locales, así como los miembros no electos de la Junta de Gobierno Local, formularán declaración de sus bienes patrimoniales y de la participación en sociedades de todo tipo, con información de las sociedades por ellas participadas y de las liquidaciones de los impuestos sobre la Renta, Patrimonio y, en su caso, Sociedades".

- "Tales declaraciones, efectuadas en los modelos aprobados por los plenos respectivos, se llevarán a cabo antes de la toma de posesión, con ocasión del cese y al final del mandato, así cuando se modifiquen las circunstancias de hecho".

- "Las declaraciones anuales de bienes y actividades serán publicadas con carácter anual, y en todo caso en el momento de la finalización del mandato, en los términos que fije el Estatuto municipal".

- "Tales declaraciones se inscribirán en los siguientes Registros de intereses, que tendrán carácter público".Formalmente cualquier ciudadano tiene derecho a acceder a ese registro para conocer el patrimonio de sus representantes. Sin embargo, en la práctica el permiso tiene que ser concedido por el alcalde, ya que el secretario no tiene facultad para facilitar esos datos.Ahora queria saber su opinion,GRACIAS de nuevo.Espero su respuesta.Saludos.

1:37 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home